Los 3 pasos para empezar a aprender cualquier idioma

¿Con qué recurso debería empezar? ¿Cuándo debo comenzar? ¿Con qué frecuencia debo sentarme a aprender? La mayoría de estas preguntas son difíciles de responder, especialmente si no tienes ayuda externa.

Por esta razón hoy te quiero ofrecer mi ayuda contándote los 3 pasos para empezar a aprender cualquier idioma. Tu podrías decirme Pero Fede yo ya empecé. No importa, estoy segura de que aquí encontrarás algunas nuevas ideas que te ayudarán a estar motivados 🤗

Empezar a aprender un nuovo idioma

Si no tienes experiencia previa en el aprendizaje de idiomas extranjeros, iniciar un nuevo idioma por primera vez puede ser una tarea realmente difícil.

Aunque estés motivado, las cosas no son fáciles.
 Al principio, mucha motivación y poca dirección suelen conducir a una estantería llena de libros de idiomas sin usar, un teléfono lleno de aplicaciones sin abrir y unas cuantas personas que sigues en Instagram pero sin participar.

En cambio, la mayor parte del tiempo se pasa pensando.
 O más bien, preocupándose. ¿Con qué recurso debería empezar? ¿Cuándo debo comenzar? ¿Con qué frecuencia debo sentarme a aprender? ¿Cuánto tiempo debe durar cada una de mis sesiones de aprendizaje?

Probablemente la mayoría de estas preguntas son difíciles de responder, especialmente si no tienes ayuda externa.
 Sin embargo, te puedo asegurar que con la guía adecuada y el plan adecuado, tu puedes aprender cualquier idioma, incluso en la comodidad de tu propia casa, lejos de cualquier aula. 

Los 3 pasos para empezar a aprender cualquier idioma


Los 3 pasos

Aquí van entonces los 3 pasos para empezar a aprender cualquier idioma.

1. Primer paso: conseguir los recursos adecuados

Cuando estás empezando lo más obvio de lo que debes preocuparte es de qué recursos de aprendizaje usarás. No se necesita más que una búsqueda rápida de Google para revelar que para casi cualquier idioma que deseas aprender, hay cientos de libros, aplicaciones, cursos, podcasts y más, todo con la intención de ayudar a aprender ese idioma.

Esto puede parecer una buena cosa, pero la gran abundancia de materiales de aprendizaje disponibles hace imposible navegar entre ellos, y elegir cuáles son realmente ideales para tus propias necesidades.

Lo que te recomiendo es que te enfoques en recursos que tienen dos rasgos en particular. Al elegir un recurso de idioma, busque materiales que sean:

– COMPRENSIBLESes decir, cuentan con un lenguaje que es apropiado para tu nivel de habilidad

– INTERESANTESes decir, cuentan con contenido atractivo. 

Los recursos que cumplen estas dos condiciones son más propensos a mantenerte enganchado y motivado.

En mi experiencia, vi que los materiales de aprendizaje con textos auténticos y bilingües en mi idioma de destino son los que más a menudo cumplen con los criterios comprensibles e interesantes. 

¿Por qué son tan importantes los textos bilingües?

Porque tener el texto tanto en el idioma de destino como en el idioma nativo (o en un idioma que conozcas bien) te ayudará a comparar y contrastar la estructura de ambos idiomas. Esta comparación te ayudará a entender gradualmente cómo funciona cada idioma en relación con el otro, lo hace el proceso de aprendizaje más suave e indoloro.

Pueden ser diálogos cortos y naturales con explicaciones gramaticales simples, canciones, piezas de películas, cuentos de viajes o de cualquier otro tema te apasione. Exactamente lo que trato de hacer yo con las MINI CLASES GRATUITAS semanales en Instagram (el lunes por fin vuelven!!!) o como hice en el MINI VIDEO CURSO GRATIS (¿ya terminaste de hacer todas las hojas de trabajo?) o como sigo haciéndolo en el Video Curso Completo ITALIANO PARA LATINOS.

2. Segundo paso: organizarse

Otra cosa importante a tener en cuenta si quieres empezar a aprender italiano con éxito es organizarte y mantenerte organizado desde el principio.

Al contrario de lo que tu podrías pensar, el aprendizaje de idiomas es una maratón. No es algo que puedes hacer por unas semanas o meses, alcanzar el nivel que quieres, y luego olvidarte.

Si no usas tus habilidades lingüísticas, las pierdes, por lo que es de suma importancia que antes de empezar, te prepares para aprender todos los días, durante un largo período de tiempo.

Para hacerlo te recomiendo:

A. Crear un espacio de aprendizaje
B. Organizar un horario de aprendizaje regular
C. Cultivar una mentalidad fuerte

los 3 pasos para empezar a aprender cualquier idioma

A. Crear un espacio de aprendizaje

Por ejemplo, podrías mantener un área limpia, organizada y libre de distracciones de tu habitación donde puedas sentarte todos los días y aprender italiano. Aprendiendo en el mismo lugar todos los días, entrenas tu cerebro que ese es el lugar donde ocurre el aprendizaje.

B. Organizar un horario de aprendizaje regular

En cuanto al horario de aprendizaje, trata de aprender a la misma hora todos los días, y casi siempre por la misma cantidad de tiempo. Esto ayuda a hacer del aprendizaje un hábito. Apunta a una franja horaria diaria de al menos 10 a 30 minutos y trata de no saltarlo.
Si lo haces, definitivamente no saltes dos días, ya que corres el riesgo de romper tu hábito de aprendizaje por completo.

C. Cultivar una mentalidad fuerte

Para la mentalidad, te recomiendo enfocarte más en la disciplina que en la motivación.

La motivación no es confiable. Algunos días tienes suficiente para enfrentar al mundo, otros días, no se encuentra en ningún lugar.

Al embarcarse en un proceso desafiante y a largo plazo como el aprendizaje de idiomas, la motivación suele fluir de maneras impredecibles, lo que significa que rara vez puedes planear tenerla cuando lo necesites.

En lugar de la motivación, confía en la disciplina.

La disciplina consiste en presentarse todos los días, ya sea que “tenga ganas” o no. Se trata de poner el tiempo y el esfuerzo, incluso si no estás viendo los resultados que esperas. En una palabra, se trata de consistencia. 

Si te sientes poco disciplinado, aquí está una estrategia que he utilizado a menudo y que puedes probar tu mismo.

Cultivar una mentalidad fuerte


Si no tienes suficiente motivación para comenzar una tarea difícil (como el aprendizaje de idiomas), puedes generar disciplina desarrollando un ritual inicial.

Un ritual inicial es una rutina simple que puedes practicar y que entrena tu cerebro para pensar “ok, ahora es el momento de empezar!”

Tu ritual inicial puede ser cualquier cosa, pero mejor actividades cortas y meditativas que puedes hacer en cualquier lugar. En particular, antes de comenzar cada una de tus sesiones de aprendizaje de idiomas, podrías:

– Hacer un minuto de ejercicios de respiración

– Hacer un minuto de caminata alrededor de la habitación

– Y sentarte en tu espacio de aprendizaje

Una vez que hiciste tus ejercicios de respiración y caminata, entonces sabes que sentarse es la señal para empezar a aprender.

Suena simple, ¡y lo es!, pero este tipo de rituales iniciales pueden ser bastante efectivos para empezar, incluso cuando la motivación es baja.

Si construyes el hábito de empezar incluso cuando no te apetece, entonces estás cultivando la disciplina, que será una herramienta invaluable a lo largo de tu viaje de aprendizaje.

3. Tercer paso: observar tu progreso cada día

Aprender un idioma es un proceso de crecimiento a largo plazo. Aunque estás aprendiendo todos los días, el progreso constante que estás haciendo puede ser difícil o imposible de ver.

Si no puedes ver tu progreso, puede ser fácil desmotivarse. Y aunque dije antes que no hay que depender de la motivación, creo que es importante tener cuidado con la desmotivación. 

Si no se controla, la desmotivación a menudo hace que la gente se rinda y deje de aprender por completo.

Para evitar la trampa de la desmotivación, es importante hacer visible tu progreso y revisarlo regularmente. 

Podrías hacerlo a través de un cuaderno o cualquier espacio para escribir sobre tus actividades de aprendizaje. No tiene que ser un cuaderno físico, o diario. Puede ser tu con computadora o tu smartphone.

Todos los días, en tu cuaderno, escribe las actividades de aprendizaje que hiciste durante ese día. 

Por ejemplo si sigues mis Mini Clases Gratuitas en Instagram puedes usar mi Guia de Estudio para tomar notas. La puedes descargar GRATIS AQUÍ

Guia de Estudio

Más allá de la lista de actividades, también podrías hacerte preguntas que te ayudan a reflexionar sobre la calidad de tu aprendizaje durante ese día. Estas incluyen preguntas como:

¿Disfruto de mis actividades de aprendizaje actuales?
¿Los encuentro demasiado fáciles, demasiado difíciles, o lo suficientemente desafiantes?
¿Puedo agregar o eliminar algo para que estas actividades sean más efectivas?

Reflexionar de esta manera te ayudará no sólo a llevar un registro de las habilidades lingüísticas que estás desarrollando, sino también de las estrategias y técnicas mejores para ti para aprender el idioma.

Conclusión

Bien, ahí lo tienes. Ahora sabes los 3 pasos que puedes poner en práctica hoy para empezar a aprender cualquier idioma.

Si estás interesado en aprender italiano conmigo haz clic aquí para descubrir como funciona mi Video Curso Completo ITALIANO PARA LATINOS.

El curso es perfecto para cualquier nivel ya qué gracias a mi metodología R.I.C.A., que es la misma que uso en Instagram con las mini clases, incluye:

  • datos importantes para empezar a hablar italiano desde cero pero al mismo tiempo para mejorar la pronunciación y la gramática de quien ya lo habla;
  • diálogos útiles para escuchar italiano auténtico y acostumbrarse a hablar;
  • actividades divertidas como canciones y películas para aprender de forma más entretenidas
  • y también textos más complejos para practicar la escucha y la comprensión de contenidos útiles para viajar o vivir aquí.

¿Estás actualmente en el proceso de empezar a aprender italiano? ¿O ya lo empezaste hace un rato? ¿Sigues teniendo disciplina y motivación? Cuéntamelo en los comentarios.

Si te ha gustado este post compártelo en tus redes sociales.

Lascia un commento

Enter Captcha Here : *

Reload Image